Blog

3 ventajas de las Smart Cities contadas por expertos

No es un cambio de la noche a la mañana. Las ciudades se están transformando día a día para convertirse en Smart Cities. Si te lo paras a pensar, eres un privilegiado porque puedes vivir en primera persona cada uno de los cambios. Nueva York encabeza la lista de las ciudades más inteligentes del mundo, según el informe Cities in Motion, que elabora cada año el Centro de Globalización y Estrategia del IESE. Pero siguen las candidatas: Londres, París, San Francisco y Boston, entre las diez primeras junto con Seul y Sidney. En los 50 primeros puestos, tres españolas: Barcelona, Madrid y Valencia. Pero, ¿te has parado a pensar en las ventajas de las Smart Cities?

No exageramos si decimos que estamos en un cambio de era. Sentir vértigo puede ser incluso normal, como ha ocurrido en otros momentos de la historia de la humanidad. Para contrarrestar esta sensación, una buena idea es pensar en todas las ventajas a nivel económico, social, político y personal que las smarts cities traerán.

¿Cuáles son las 3 ventajas de las Smart Cities más valoradas?

  • Aquí se habla en Big Data. Gestionar más datos ofrece a las ciudades la oportunidad de analizar una gran cantidad de información y con ello, tomar decisiones útiles. Si estos datos se obtienen en tiempo real, los niveles de servicio y efectividad de las decisiones también aumentan rápidamente. Pero, ¿por qué es interesante el lenguaje del big data? Si algo han demostrado las smarts cities es que los ciudadanos son también protagonistas en este cambio así que nadie quiere dejar de lado sus tendencias o intereses. También sus preocupaciones o necesidades. Todo para tomar decisiones teniendo en cuenta sus perfiles.
  • Las smarts cities son más seguras, algo que es posible gracias a las tecnologías innovadoras. Por ejemplo, recientemente, la Ciudad de Detroit se asoció con empresas locales para desarrollar una plataforma de vídeo en la nube conectada que le garantiza a la policía la capacidad de acceder al vídeo de las cámaras de seguridad de las empresas en tiempo real. ¿Sabes cuál ha sido la principal consecuencia? Los crímenes violentos se han reducido en un 50% en áreas en las que se ha implementado este sistema.
  • No es raro asociar el color verde al medio ambiente. Pues bien, en las smarts cities, así seguirá siendo. Las ciudades inteligentes también luchan para reducir los efectos negativos en nuestro planeta, como el aumento de los gases de efecto invernadero o los desechos en los océanos. Por otra parte, los edificios serán más eficientes, hablando energéticamente y las fuentes de energía renovables quieren exprimir todo su potencial para reducir su impacto ecológico. ¿Un ejemplo? La implementación de sensores de calidad del aire en una ciudad, para rastrear los picos de baja calidad que tiene. No solo se trata de identificar las causas de la contaminación sino de jugar con ellos para desarrollar planes de acción.

Más allá de las ventajas de las Smart cities, no podemos olvidar que también existen ciertos riesgos en la ejecución de sus proyectos. Algunos son especialmente complejos. Por eso, solo tiene sentido que sean los mejores los que se responsabilicen y los lleven adelante profesionales de todas las áreas que han asumido su compromiso para transformar las ciudades en Smart cities. Nosotros lo confesamos: admiramos su capacidad de visión de futuro y su arranque para hacer realidad todo lo que nos va a hacer más fácil el día a día. En AURUM queremos escucharlos y por eso, en nuestro portafolio de speakers, puedes encontrar a nombres como Manuel Sanromà. ¿Quieres conocer un poco más de él?

Para eso, viajamos hasta Arabia Saudita, un país que ha decidido construir su futuro a través de Neom, una megaciudad tecnológica a orillas del mar Rojo en una zona que hoy es desierto y costa virgen. Dicho de otra forma, de aquí surgirá una ciudad de la nada. Pero claro, no cualquier ciudad. Neom representa un antes y un después no solo en el país. Es su apuesta más decisiva y ambiciosa con repercusiones sociales, económicas y geopolíticas, a nivel nacional pero también para el conjunto de la economía mundial.

Neom quiere ser una de las futuras fuentes de generación de riqueza, inversiones e ingresos para el Estado saudí. Por cierto, el nombre elegido no es casualidad. Viene de la palabra griega neo ‘nuevo’ y la primera letra de la palabra árabe mustaqbal ‘futuro’.

Resumir cómo será la vida en Neom es muy complejo pero podemos avanzar algunas de las cosas que se han desvelado, como que las tareas mecánicas y repetitivas serán llevadas a cabo por robots o que el transporte público estará 100% automatizado. También se cultivará comida en el mar, solo habrá energías de fuentes renovables e industrias de alta tecnología y desde allí, se prestará servicios digitales de vanguardia en diferentes sectores claves de cualquier Estado moderno.

Si os hablamos de Neom es porque uno de nuestros speakers, Manel Sanromà, fue nombrado Director Ejecutivo de Smart Cities en este mismo proyecto de Smart City. Por eso también, es mejor que sea él mismo quién nos cuente cómo se vivirá en Neom.

Sanromà es experto en ciudades inteligentes y digitalización para gobiernos y es muy activo en la docencia. Entre algunos de los cargos que ha ocupado, destacan el de director de la Administración Abierta de Cataluña (AOC), uno de los principales proyectos de gobierno electrónico en Europa y, entre 2011 y2015, CIO de Barcelona y el principal responsable de la estrategia Smart City. Conocerás más detalles sobre su trayectoria en su ficha y si quieres, puedes empezar a preparar todas esas preguntas que le harías si lo tuvieras delante porque gracias a AURUM puedes contratarlo y disfrutar de sus palabras en tu evento. Unas palabras, por cierto, que llenarán el escenario y que invitarán a reflexionar sobre el futuro de las ciudades.

Y un dato más. Según la ONU, en el año 2050 el 68% de la población mundial vivirá en ciudades. Más gente, más necesidades. Sabemos que estamos dispuestos a hacer frente a estos retos porque, sobre todo, convertir las ciudades en Smart cities, se trata de un reto apasionante.