Rigoberta Menchú-Tum

Activista de los Derechos Humanos y Premio Nobel de la Paz

Rango de tarifas: $20,000 - $50,000 USD

Viaja desde: Guatemala

Rigoberta Menchú-Tum está disponible para conferencias virtuales y webinars. Por favor complete el formulario o contacte con nuestros agentes para recibir cotización de las tarifas especiales para eventos virtuales. Atención: El rango de tarifas mostrado es para eventos presenciales.

Human Rights Speaker Rigoberta Menchu-Tum
COMPROBAR DISPONIBILIDAD

¿Interesado en contratar a Rigoberta Menchú-Tum para su próximo evento? Envíenos la siguiente información y nos pondremos en contacto inmediatamente:

    Rigoberta Menchú-Tum

    Activista de los Derechos Humanos y Premio Nobel de la Paz

    Rango de tarifas: $20,000 - $50,000 USD

    Viaja desde: Guatemala

    Rigoberta Menchú-Tum está disponible para conferencias virtuales y webinars. Por favor complete el formulario o contacte con nuestros agentes para recibir cotización de las tarifas especiales para eventos virtuales. Atención: El rango de tarifas mostrado es para eventos presenciales.

    Biografía de Rigoberta Menchú-Tum

    La conferencista Rigoberta Menchú-Tum ganó el Premio Nobel de Paz en 1992, a los 33 años de edad, convirtiéndose en la persona más joven en recibir este preciado galardón. Le fue concedido por su destacado papel en la lucha por la defensa de los derechos humanos de las tribus indígenas de Guatemala.

    De ascendencia indígena, en concreto de la etnia K’iche, Rigoberta vivió en sus carnes la discriminación, las injusticias, la explotación y el racismo que generan la pobreza extrema en la que viven muchas tribus indígenas en Guatemala. Estas vivencias le hicieron irse a buscar oportunidades a la capital, Guatemala, con el objetivo de poder ayudar a sus padres y sus hermanos. Aunque la ciudad finalmente si le dio esa codiciada oportunidad, la speaker siempre recuerda que los que le enseñaron a defenderse y organizarse fueron los miembros de las tribus.

    La vida de Rigoberta ha estado plagada de incidentes, entre ellos la muerte de su padre en 1980, quemado vivo en la toma de la Embajada de España o la tortura y muerte de su madre y su hermano a manos de la guerrilla, fuera de desanimarla todos estos incidentes la han hecho más fuerte y han aumentado su determinación.

    En esos momentos de gran incertidumbre, durante la violencia armada en el país, Menchú-Tum se involucró en la lucha reivindicativa de las tribus indígenas y los campesinos, tanto tiempo olvidados por el país. Esas reivindicaciones le valieron la persecución política por parte del gobierno y provoco su exilio forzado del país. No regresó hasta 1988 aunque al seguir siendo persona no grata por el gobierno este la detuvo y esto hizo posible que conociera a Nineth Montenegro, quien más tarde y junto con la ayuda de una organización llamada “Grupo de Apoyo Mutuo” y la presión de miles de estudiantes universitarios, consiguió su liberación. Su compromiso con Guatemala le llevó a participar activamente en la firma de los acuerdos de paz entre la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca y el Gobierno de Guatemala.

    Fue la fundadora del Comité de Unidad Campesina y la Representación Unitaria de la Oposición Guatemalteca en 1979 y la dirigió hasta 1992. En 1993, Año Internacional de los Pueblos Indígenas, la ONU la nombró Embajadora de Buena Voluntad durante la Conferencia Mundial de Derechos Humanos en Viena y en 1996, la UNESCO la nombró Embajadora de Buena Voluntad.

    La conferencista Rigoberta Menchú-Tum es la presidenta de la fundación que lleva su nombre (en sus inicios esta llevaba el nombre de su padre, Vicente Menchú) y que fundó con todo el dinero recibido al ganar el Premio Nobel de la Paz en 1992. Desde ella, se dedica a apoyar a las poblaciones indígenas más necesitadas creando infraestructuras además de proyectos educativos y productivos. También ayuda en la búsqueda de justicia para las víctimas del genocidio acontecido en Guatemala, además de las víctimas de la discriminación y del racismo.

    “La fundación llevará el nombre de mi padre” Frase de Rigoberta Menchú Tum durante la ceremonia de entrega del Premio Nobel de la Paz en 1992.

    Entre sus mayores reconocimientos, aparte del Premio Nobel de la Paz, cabe mencionar el Premio Educación para la Paz de la UNESCO (1990), la Legión de Honor en el máximo grado de Comandante de Francia (1996), el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional (1998) y 30 doctorados honorarios de diversas universidades alrededor del mundo, incluyendo la Universidad de San Carlos de Guatemala.

    En el apartado literario, Rigoberta es autora de varios libros, entre ellos destacan:

    – “Me llamo Rigoberta Menchú y así me nació la conciencia” (1983), traducido a 12 idiomas y ganador de numerosos reconocimientos internacionales.

    – “La nieta de los Mayas” (1998).

    – “Li Mi’n, una niña de Chimel” y “El Vaso de Miel”, ambos los libros infantiles de mucho éxito.

    Ver biografía completa Ver biografía reducida

    Conferencias de Rigoberta Menchú-Tum

    Incluso en la actualidad, donde los medios de comunicación parece que nos lo cuentan todo y que no queda nada sin saber, se siguen vulnerando los derechos humanos en gran parte del mundo. Imaginemos ahora lo que sucedía hace más de 30 años y lo que muchos podían hacer sin que nadie les frenara.

    En esta conferencia, la ganadora más joven del Premio Nobel de la Paz en 1992, Rigoberta Menchú-Tum nos hablará de sus experiencias defendiendo los derechos de las tribus indígenas de Guatemala. Además nos aleccionará sobre la importancia de la lucha por los derechos humanos, de la búsqueda de justicia que merecen todos aquellos que han sido maltratados y la persecución de aquellas personas que han violado los derechos humanos de otros y que han salido impunes.

    Rigoberta Menchú-Tum, mundialmente conocida por ser la ganadora del Premio Nobel de la Paz en 1992 y que participó activamente en la firma de los acuerdos de paz entre la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca y el Gobierno de Guatemala, nos hablará de la paz y su importancia.

    En esta conferencia aprenderemos qué impacto tiene en una sociedad la implantación de una cultura de la paz, como esta puede ayudar a la mejora sustancial en el desarrollo de un país y cómo puede cambiar la mentalidad de sus ciudadanos y futuras generaciones. Con varios ejemplos e historias motivacionales, la conferencista Rigoberta Menchú nos permitirá comprender el valor real de una cultura de la paz.

    De ascendencia indígena, en concreto de la tribu K'iche, Rigoberta Menchú-Tum es una de las personas que más ha defendido los derechos humanos de los indígenas de todo el mundo. Prueba de ello es el Premio Nobel de la Paz que recibió en 1992 o ser nombrada Embajadora de Buena Voluntad por la ONU y la UNESCO.

    En esta charla la speaker adentrará a los asistentes en la identidad y los valores de las poblaciones indígenas, tantas veces ninguneada, demostrando todos los valores y enseñanzas que pueden aportar al mundo. Defenderá también sus derechos y animará a la audiencia a ayudarlos en su defensa ya que muchas veces sus voces no son escuchadas como lo son las nuestras.

    Ver vídeos de Rigoberta Menchú-Tum